El mayor terremoto registrado en California en 20 años sacude el sur del Estado

Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió la noche de este viernes la región sur de California, en el oeste de Estados Unidos. Es el temblor más grande registrado en 20 años en la zona.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) registró el sismo de este viernes a las 20:19 hora local (03:19 GMT), a una profundidad superficial de 0,9 km, y ubicó el epicentrocerca de Ridgecrest, a unos 200 km al noreste de la ciudad de Los Ángeles.

Este sismo se registró tan solo un día después del de magnitud 6,4 en la escala de Richter, y con una profundidad de 11 km, que afectó a la misma zona, en el valle Searles.




Se trata de un sismo de igual magnitud al de 7,1 ocurrido en 1999, registrado como el más intenso en las últimas dos décadas.

El temblor se sintió con intensidad en Las Vegas, Nevada, así como en la ciudad mexicana de Tijuana, en la frontera con Estados Unidos.

El gobernador de California, Gavin Newsom, ofreció su “sincero apoyo” a todos los afectados, y solicitó una Declaración de emergencia presidencial y ayuda federal.

¿Cuáles son los daños?

Funcionarios dijeron que aún no estaba claro cuál era la magnitud de los daños ni cuántas personas habían resultado heridas en el estado.

Por el momento hay reportes de incendios y cortes de energía.

“Tenemos incendios, tenemos fugas de gas, tenemos lesiones, tenemos personas sin electricidad”, dijo la alcaldesa de Ridgecrest, Peggy Breeden, a la agencia de noticias Reuters. “Estamos lidiando con ello lo mejor que podemos”.

El jefe del Departamento de Bomberos del condado de Kern, David Witt, dijo que aproximadamente 1,800 personas no tenían electricidadr después del terremoto, pero agregó que “no hubo más que heridas menores… como cortes y moretones”.

Por su parte, el Departamento de Bomberos del condado de San Bernardino dijo que los informes sugerían que “los daños son más significativos que el terremoto de ayer”, y dijeron que estaban combatiendo incendios y fugas de gas.

Botellas caídas en un supermercado.El temblor se sintió con intensidad en Las Vegas, Nevada, así como en la ciudad mexicana de Tijuana, en la frontera con Estados Unidos.

El Departamento de Bomberos de Los Ángeles informó, sin embargo, que no había reportes de muertos o heridos.

“Tenemos informes de cables caídos y cortes de energía localizados en varios vecindarios de la Ciudad de Los Ángeles, además de un puñado de problemas aparentemente pequeños. No se han identificado daños mayores a la infraestructura”, informó el Departamento de Bomberos de la ciudad.

Newsom, el gobernador de California, ya había declarado el jueves estado de emergencia debido al daño causado en edificios, vías y en servicios eléctricos, de gas y de agua, que ocasionaron incendios, además de las evacuaciones en el condado de Kern, el más cercano al epicentro de ese día.

Las cámaras en el estadio de béisbol de Los Ángeles Dodgers también se sacudieron mientras ocurría el temblor de este viernes.

La corresponsal de BBC Mundo en Los Ángeles, Patricia Sulbarán, indicó que el sismo se sintió con intensidad en esa ciudad, pero la gente se mostraba tranquila en el turístico bulevar Hollywood.




“Había muchas personas y de repente los semáforos se empezaron a mover, los autos también. Duró unos 10 o 15 segundos, pero quienes estaban ahí no entraron en pánico. Hubo algunos que se mostraron alerta, pero el tránsito continuó normal”, indicó Sulbarán.

Carretera agrietadaEn algunas carreteras son visibles los daños.

“La misma secuencia”

Decenas de réplicas se registraron en la región desde el terremoto de magnitud 6,4 ocurrido el jueves.

“Las réplicas son terremotos que siguen al impacto más grande de una secuencia de terremotos. Continuarán ocurriendo durante las próximas semanas”, expuso el servicio de alerta temprana de sismos SkyAlert con un gráfico.

La sismóloga Lucy Jones, del Instituto Tecnológico de California, indicó que el sismo ocurrido la noche de este viernes se registró en “la misma falla que ha estado produciendo la secuencia del valle Searles. Esto es parte de la misma secuencia“.

La experta señaló que la probabilidad de que una réplica sea más intensa que el sismo previo es de 1 entre 20.

“Este es ese 1 de 20”, señaló la experta en su cuenta de Twitter poco después del sismo.

Los dos terremotos tuvieron una magnitud similar al sismo de 6,7 de Northridge en 1994, el cual dejó más de 50 fallecidos y ocasionó destrozos en residencias y autopistas.

La diferencia, sin embargo, es que el epicentro de aquel terremoto fue en el valle de San Fernando, más cerca de centros urbanos, mientras que los del valle de Searles se dieron en una zona remota al noreste de Los Ángeles.

Además, ocurrió lo suficientemente lejos de la temida falla de San Andrés.

Jones advirtió el jueves que esto no reduce la posibilidad de que ocurra uno de gran magnitud que, según los científicos, podría California en los próximos años.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *